Experimenta la velocidad de una bala en un bobsleigh olímpico en el Parque Olímpico de Canadá

Viaje en familia al Parque Olímpico de Canadá

La semana pasada tuvimos la oportunidad de sentir la velocidad de una bala dentro de un bobsleigh olímpico negro para cuatro personas, en el cual viajamos mi prometida Karla y yo más una chica y la conductora quien era Helen Upperton, la ganadora canadiense de la medalla de plata olímpica.

Fue una experiencia loca y un poca ruda, ya que salimos disparados a una velocidad de 120 km/hr sobre la vía de hielo de 1,500 metros de largo a una temperatura de -25 grados Celsius. A esta temperatura, el aire se cristalina y mientras la mayoría de las personas disfrutan de un chocolate caliente, nosotros sentimos la presión de 5 fuerzas de gravedad que nos forzaban a encoger de hombros como tortugas.

Ese día llegamos alrededor de la una de la tarde para llenar el papeleo necesario y encontrar un casco apropiado, asegurándonos de encontrar uno con un buen visor para protegernos de la ráfaga de viento que de seguro se sentiría al viajar a más de 100 km/hr.

Después de esto, esperamos nuestro turno para caminar hacia el inicio de la vía en la que viajaríamos. Cuando llegó el momento, mi corazón empezó a latir rápidamente de emoción y anticipación a tan grande experiencia. Antes de salir, escuchamos atentamente las instrucciones que nos daba nuestra conductora Helen, nos sentamos y cogimos firmemente la soga dentro del trineo, y nos encogimos de hombros para prepararnos a sentir la inmensa fuerza que se ejercería sobre nuestro cuerpo.

Bobsleigh en el Parque Olímpico de Canadá

Quizá pienses que 120 km/hr no es de locos pero ahora toma como factor que nuestro cuerpo estaba sintiendo la presión de 5 fuerzas de gravedad, algo que sí es de locos, ya que un cohete especial es lanzado a solo 3 fuerzas de gravedad. Y yo como era más grande que las tres señoritas que viajaban conmigo, me asignaron ir en la parte de atrás que es donde se siente mas presión o al menos eso fue lo que me dijeron.

Mientras los empleados empujaban el trineo hacia la vía de hielo, sabía que estaba a punto de experimentar algo grande y me empecé a preguntar: ¿Va a ser una experiencia súper ruda? ¿Voy a ver esas líneas borrosas que se ven cuando las naves espaciales viajan tan rápido en la película La Guerra de las Galaxias?

Y al terminar, tuve razón en una cosa…fue una experiencia ruda.

Cuando comenzamos, la velocidad era agradable para ver alrededor y sonreír pero en cuanto entramos a la segunda curva, la velocidad aumentó de tal manera que para la tercera curva alcanzamos la velocidad más alta. A este punto, estaba totalmente concentrado en mantener mi cabeza dentro del trineo después de tomar una curva tras otra de derecha a izquierda continuamente, golpeando mi casco de lado a lado del trineo, lo que me recordó encogerme de hombros como tortuga.

Realmente me sentí como una bala saliendo de un rifle. Y aunque salimos volando, me sentí seguro en todo momento teniendo como conductor a una ganadora olímpica. Sinceramente, la experiencia fue tan rápida que ni siquiera me dio tiempo de pensar en cualquier otra cosa mas que en el sentimiento de tan inmensa presión sobre tu cuerpo.

Al final alcanzamos una velocidad de 122 km/hr con un tiempo sobre los 60 segundos que realmente se sintieron como 10.

Y aunque había escogido un casco con un buen visor, aun así lagrimas salieron de mis ojos por la gran velocidad que alcanzamos.

En pocas palabras les puedo decir que fue una experiencia estremecedora que me dio una apreciación totalmente nueva sobre este deporte y la velocidad de una bala. Y  a pesar de ser una experiencia ruda, me encantaría hacerla de nuevo. Es como cuando brincas del bungy y paracaídas, acaba tan rápido que te dan ganas de volverlo hacer.

No hay muchos lugares en el mundo donde puedes experimentar la velocidad de una bala en un bobsleigh pero ahora ya sabes que Calgary, Alberta es uno e ellos.

Certificado de nuestra experiencia en el bobsleigh

Certificado de nuestra experiencia en el bobsleigh

El Parque Olímpico de Canadá esta ubicado a la derecha de la carretera trans-canada en la parte oeste de la cuidad de Calgary, casi a la salida de la cuidad hacia el hermoso pueblo de Banff. Fue construído para las olimpiadas de invierno en 1988 y en la cuidad es conocido por sus siglas C.O.P que ofrece una variedad de emocionantes actividades como la tirolesa más rápida de Norte América y el bobsleigh para cuatro personas. Y no les miento, el bobsleigh es una experiencia cara que nos costó $190 dólares canadienses por persona pero es lo que generalmente se paga por experiencias tan únicas.

Cuando brinque del bungy, creí que ya había experimentado todo pero esta experiencia fue una emoción distinta que me alegra haber experimentado.

Si estas aquí o cerca de Calgary, anímate a experimentar la velocidad de una bala en un bobsleigh en el Parque Olímpico de Canadá. Y si no estas cerca, busca si puedes experimentar esta experiencia en algún lugar más cerca de donde estas o sino planea tu visita a Calgary para conocernos, subirnos al bobsleigh y explorar las hermosas Rocosas Canadienses, un lugar con las mejores pistas para esquiar del mundo.

¡Tú decides!

Did you enjoy this article?
Signup today and never miss a post. Plus, you'll receive special promotions and offers!